Senador Virtual - Volver a la Portada
Senado República de Chile

APORTES RECIBIDOS DURANTE LA DISCUSIÓN EN GENERAL

PROHÍBE EL MONOPOLIO DE LA INFORMACIÓN COMERCIAL DE CARÁCTER PERSONAL. (Boletín N° 6939-03)

Monopolio de la información comercial
Indicación
1 La Cámara de Comercio de Santiago y sus sucursales, se enriquecen expoliando inmisericordiamente a los que caen en sus manos. ¡Es una verguenza!.
2 la información debiera ser considerada solo por una empresa, pero que mantenga su base de datos al dia, supervisada por el Estado, y ser pública y GRATIS, tal como lo son los tribunales civiles, por internet, que en cualquier momento se tenga acceso a ella.
3 1.-Sólo una Institución debe tener la responsabilidad legal y no ser compartida esta responsabilidad en otras Instituciones, en caso de manifiestos errores de su información. 2.-El Estado no puede ser Juez y parte en estos asuntos entre particulares.
4 Con lo que ha pasado con la CCS, es evidente que el monopolio puede ejercer su poder para sacar empresas, sean proveedores, clientes, o competidores, del mercado. Se podría mantener el monopolio siempre y cuando exista una supervisión estricta y cercana del comportamiento de la CCS o de quien quiera que ostente dicho monopolio.
5 1.-Los monopolios no debieran existir en Chile debiendo ser considerados Inconstitucionales 2.-Los montos para ser incluído y los requisitos para ser excluído debieran ser establecidos por ley 3.-La información comercial tal vez debiera ser controlada por la Superintendencia de Bancos
6 Parte de la institucionalidad política de la república, al menos e su espíritu, esablece la libertad en varios sentidos, y la igualdad. Sabemos que en Chile, esto es a medias, como muchas otras cosas. La conveniencia de algunos generalmente, no es la de todos. En Chile hay personas de distinta categoría, y todos sabemos como se clasifican, en los que tienen y los que no( la clase media no existe). Conozco personas, que para optar a un trabajo , se les exigen informes comerciales. Esto es degradante inconstitucional, como el art. 38 de la ley de isapres, por decir otra injustcia hacia los ciudadanos. Con todo, estoy absolutamente en desacuerdo, en todo lo que signifique, menos cabo para las personas; que terceras personas, conozcan algo que yó no los he autorizado, y que usufructen de la información( bases de datos), que hoy por hoy venden en la calle. No aceptar esto, sería avanzar en dignidad, y un poquito en igualdad. atte
7 Ninguna empresa privada debería tener acceso a la información comercial de un individuo
8 Afirmar que la información está monopolizada es Falso. Hay innumerables fuentes de datos . Pueden ser ilegales pero existen. Lo peor es que la fuente de la información no se entrega a quien le afecta. DEbiera existir una oficial del Estado.
9 Si el Boletin se llega a abrir, los morosos se veran aún más perjudicados, ya que tendrán que pagar más comisiones a distintas entidades para saber si esta en alguna de ellas...salvo que esta sea un archivo único que indique quien tiene la infoemación base para aclarar sus deudas
10 Aunque la palabra "monopolio" para la sociedad, sea considerado como algo negativo, se debe entender que en muchas ocasiones la concentración de ciertas actividades son positivas. A mi parecer, es prudente que sea manejado por una sola institución aunque suene a "monopolio", por el resguardo y control de la informacion. Por ottra parte, prefiero que sea manejado por una empresa eficiente, que por el estado que podría no ser del todo competente. Esto ultimo es solo una apreciacion personal.
11 Exactamente. Creo que el proyecto de Ley que crea un sistema de deuda positiva podría terminar con generar un monopolio tremendo de DICOM si es quien se adjudica la administración de esta información. Tiene que haber un mercado más competitivo y absolutamente regulado de las empresas que usan datos personales con fines comerciales.
12 Solo la competencia asegurará un trato apropiado de la información comercial personal. Nunca debe el Estado, que ya tiene mucho poder sobre las personas, además tener acceso a esta información y correr el riesgo de un manejo inapropiado por presiones políticas. Por otro lado, el Estado debe velar por el correcto y justo uso de la información, a través del ejecutivo, ya sea por alguna de las superintendencias existentes (SBIF, por ejemplo) o a través de un nuevo cuerpo. En cualquier caso, este cuerpo debe ser fuerte y tener las posibilidades de fiscalización que este tema merece.