Senador Virtual - Volver a la Portada
Senado República de Chile

APORTES RECIBIDOS DURANTE LA DISCUSIÓN EN GENERAL

REFORMA CONSTITUCIONAL PARA INCORPORAR LA INICIATIVA POPULAR DE LEY. (Boletín N° 11756-07)

Plazo al Pte. República
Indicación
1 Que el plazo para el Presidente de la República sea de 60 días. La promoción y que los ciudadanos la aprueben llevaría ya suficiente tiempo.
2 Humildemente, creo que el presidente debiese pronunciarse en un menor tiempo que el propuesto en esta votación.
3 Debiera ser menos de 120 días.
4 Tiene que ser mayor el porcentaje. Tiene que ser menos tiempo el que se tome presidente.
5 E tiempo que se debe esperar al presidente debe ser menos, desde que se le presente.
6 Con respecto a la idea número 3, considero que no es el presidente no debiese tener injerencia en estos tipos de propuestas. Por otra parte si estas iniciativas populares son apoyadas por un grupo de parlamentarios debiese tener aún más urgencia.
7 El Presidente NO puede estar por sobre la soberanía del pueblo.
8 El presidente no debería poder rechazar un proyecto de ley que venga de la gente, que se pongan las reglas claras que deba cumplir la iniciativa, lo importante y fundamental es que llegue al congreso y se definan plazos para su trabajo. De todas maneras, quienes presenten un proyecto, deberían poder seguir participando en el proceso de aprobación del proyecto, en sus fases de cambio y adaptación. No debería dejarse netamente en manos del poder legislativo.
9 El plazo debería ser de 180 días, visto es necesario analizar la iniciativa y estudiar los beneficios y efectos de la ley.-
10 Considero que no debiese pasar por aprobación del presidente en ninguno de los casos, el proyecto, si cumple los requisitos debiese ingresar soberanamente a la cámara para su discusión y votación.
11 El plazo de pronunciamiento presidencial debe ser más breve.
12 el plazo maximo para su pronunciacion no deberia ser mas de 60 dias. si existiese rechazo, la iniciativa popular deberia tener 30 dias para apelar o modificar el petitorio y luego 30 dias mas para su aprobacion o rechazo de parte de la presidencia.
13 30 dias maximo
14 Acortar el plazo a 90 días.
15 Se debe agregar un tiempo máximo de espera para discutir las iniciativas populares de ley a fin de que no mueran en el parlamento en la espera eterna a ser evaluadas.
16 120 días es un tercio del año.. es necesario que sea tanto tiempo?
17 2,5 por ciento parece un numero algo bajo y al no indicarse motivo de su elección, no tiene sustento valido 120 días, podrían resultar pocos si no hay un estudio que avale que finalmente el ejecutivo no terminara con una sobrecarga de trabajo al presentarse multiples leyes de intereses muy particulares.
18 Todas las etapas desde que se presenta hasta que se promulga una ley de iniciativa popular deberían tener plazos, para que ninguna institución puede entrampar este tipo de iniciativas.
19 El Presiidente de la República DEBIERA aceptar TODA iniciativa popular de Ley
20 Es extraño el plazo fijado al Pdte. de 120 días ya que probablemente este tipo de leyes se realicen por clamor popular. Por tanto el plazo no es conveniente. Este debería ser 30 días.
21 Creo que el plazo para que el o la Presidentx se manifieste a favor o en contra de los proyectos de ley debe ser menor.
22 120 días es demasiado, 60 días debería ser suficiente. Si no hubiere respuesta, debería considerarse como aprobada.
23 Sobre el punto 3, pienso que es un plazo muy extenso. Sería más apropiado si fuese no más de 60 dias desde la presentación de la inicitavia.
24 Bastan 30 dias, obviamente también depende del tenor del tipo de ley
25 se debe ampliarse el el plazo para el presidente para que se pronuncia si acepta o rechaza la iniciativa popular de ley. Además, debe ser mas alto el quorum.
26 Creo que no se debería someter a la opinión de la presidenta o presidente la aceptación o rechazo de la iniciativa popular de ley sino que debería pasar directamente a ser analizada pública y abiertamente por el poder legislativo manteniendo la participación ciudaddana abierta en todo el proceso.
27 El presidente no debería pronunciarse sobre aceptación o rechazo, es el Congreso quien debería darle curso y perfeccionar la iniciativa de la ciudadanía, n un plazo no mayor a 45 días
28 Presidente no debiera tener que aprobar la iniciativa de ley
29 1.-el presidente no tiene derecho alguno a vetar la presentacion de la iniciativa. Es un contra sentido esta proposición con el espiritu e la ley que se pretende crear. Basta la decision soberana del cuorum necesario para presentarla. Es el parlamento quien resolverá si tramitacion exitosa o no. 2.- el parlamento debera tener un plazo de 30 días para el estudio de los antecedentes del proyecto y colocarla en discusión en un plazo no superior a 30 días, notificando el termino el estudio a los representantes del proyecto y la fecha de la entrada en la discusión. Estos plazos deberan respetarse por el principio de que el, proyecto proviene de la participación soberana de la participación democratica de los ciudadanos. 3.- una vez en tabla su tramitacion no podrá exceder los 6 meses, validando la respuesta al ejercicio democrático a la ciudadanía que lo impulsa. 4.- como todos los proyectos de ley, deberán inhabilitarse automáticamente aquellos representantes del parlamento que tengan intereses en los objetivos del proyecto.
30 Me parece que debe pasar no sólo or el Presidente, si no por otra institución que pondere los términos, para que sea efectivo.
31 La respuesta presidencial deberia ser a lo máximo 30 días.
32 El 2,5 por ciento es muy poco, mejor sería el 5 por ciento, creo recordar que hace poco Bachelet rechazó reconsiderar el proyecto de aborto cuando le presentaron más de 400 mil firmas para pedirle que lo retirara. También considero demasiado dar 120 días para que el presidente evalúe la pertinencia de un proyecto de ley, no deberían ser más de 60 días.
33 El plazo es excesivo con 60 dias basta, ya que cuenta con un staff de personas a su disposición que leen y le informan.
34 Sugiero un plazo máximo de 100 días para que el Presidente de la República se pronuncie en torno a una aprobación o rechazo.